28 junio, 2020

El Poder de Dios

Predicador:
Series:
Passage: Efesios 3: 14-21

¿Qué hacemos para tener el poder de Dios?, sin duda, el medio más eficaz es la oración, Pablo “dobla sus rodillas” (v. 14) ante Dios, estaba cargado con la situación de la iglesia, pero dobla sus rodillas en señal de rendición ante el único capaz de brindarle el verdadero poder. Nosotros también necesitamos doblar nuestras rodillas ante el Padre de Nuestro Señor Jesucristo, de manera individual y como iglesia, y de lo más profundo de nuestro interior, para poder tener vidas espirituales fuertes. Nuestro hombre interior debe estar lleno del poder de Dios para evitar los altibajos espirituales en nuestras vidas, que tanto daño nos puede causar. Cuando empezamos a flaquear espiritualmente, cuando nos sentimos débiles, es cuando más necesitamos “doblar nuestras rodillas” y continuar fijando nuestra esperanza en Dios. Pablo expresa la necesidad de que Cristo habite en nuestros corazones, si en nuestras vidas se manifiesta el amor de Dios, entonces es que estamos “arraigados y cimentados en amor”. Por medio de nuestras oraciones somos capaces de comprender cuál es “...la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.”

error: ¡Contenido protegido!