19 febrero, 2020

“… Pero tenemos este tesoro en vasos de barro…”

Predicador:
Series:
Passage: 2 Corintios 4:7-12

Es evidente que el tesoro en vasos de barro se refiere al ministerio glorioso de nuestro señor Jesucristo, el cual nos fue dado para vivirlo y compartirlo, es un ministerio extremadamente valioso y lo hacemos cada vez más valioso cuando amamos y trabajamos en Su nombre. El afán por el protagonismo y lo material, hacen que el mundo viva vidas vacías y a la deriva, solo Cristo puede llenar ese vacío en las vidas y llenarlas de propósito. Nosotros mismos somos esos frágiles vasos de barro, pero Dios es el habilidoso artesano y sabe perfectamente cómo moldearnos. Nuestra misma iglesia es un frágil vaso de barro, pero Cristo, el gran artesano, sigue haciendo maravillas (dos nuevas almas se han entregado a Cristo este domingo). Cada uno de nosotros somos vasos frágiles, tenemos debilidades, pero estamos llamados a mejorarlas y seguirle cada vez más de cerca. Si en la debilidad de Cristo en la cruz estaba la victoria, a nosotros nos corresponde mantener nuestra confianza en él, convencidos de que Cristo siempre abre puertas (siempre va por delante). Hubo momentos en la vida de Pablo en los que se sintió atribulado, en apuros, perseguido y hasta derribado, PERO NUNCA angustiado ni desesperado, ni desamparado ni destruido; tenemos motivos suficientes para imitar la misma actitud de Pablo, ya que Dios promete “No te desampararé ni te dejaré..” (Hebreos 13:5). Que el obedecer a nuestro gran Dios y Señor Jesucristo sea la prioridad número uno de nuestras vidas, no hay nada más grande en esta vida. ¡Que Él te colme de bendiciones!

error: ¡Contenido protegido!