26 mayo, 2019

La influencia cristiana

Predicador:
Series:
Passage: Mateo 5:13-16

Al aceptar a Cristo en nuestras vidas los cristianos nos convertimos en “la sal y la luz del mundo”. A todo cristiano se nos manda revelar el evangelio por medio de nuestra propia vida, ¿qué piensa de Cristo la gente de nuestro alrededor por lo que ve en nuestras vidas?. El apóstol Pablo nos enseña que para ser sal y luz del mundo es necesario ser bondadosos, es decir amables y siempre dispuestos a ayudar, lo cual se consigue teniendo a Jesús como la fuente de nuestra alma. Es necesario ser justos, buscando siempre el corazón de Dios y el espíritu de la letra y ante continuas decisiones diarias preguntarnos ¿qué es lo que le agradaría a Dios? Dado que la verdad no cambia, debemos siempre perseguirla, no podemos callar cuando hay que hablar, y por supuesto no avergonzarnos de ser cristianos. Los cristianos debemos siempre tratar de brillar en un mundo cada vez más cruel y viviendo en tinieblas, ¿quién estará en el cielo por tu influencia?. Que nuestro gran Dios y Señor nos ayude a no cesar en tratar de mostrarle a la gente que sólo Cristo puede ofrecer la verdadera felicidad, aquí en la tierra, pero sobre todo en la eternidad. ¡A su nombre Gloria!

error: ¡Contenido protegido!